Servicios

Pulsar sobre la imagen para ampliar
Alforque
Alforque
Alforque
Antiguo molino aceitero
Casa del barquero
Detalle de la Iglesia
Hoguera
Iglesia de San Pedro
Interior de la Iglesia
Mirador de la Barca
Peirón Santa Bárbara
Silla de paso
Vista del caserío
Añadir al carro Añadir
Alforque
Pza. La Iglesia, 1 50783 (Zaragoza). Teléfono y fax: 976 178 333.

Los habitantes de Alforque han aprendido a convivir con el río, utilizándolo durante siglos como sustento, fuerza motriz y medio de comunicación. Desde su privilegiada ubicación en un altozano, mirador natural protegido de la furia del Ebro, las piedras de la iglesia de San Pedro han sido testigos de terribles enfrentamientos en el pasado. La presencia del agua del Ebro condiciona los diferentes paisajes de Alforque. En apenas unos metros pasaremos de los frondosos sotos y fértiles huertas al gris de la estepa.

 

Patrimonio hidráulico
Contemplando el paisaje desde el mirador de la barca, se deduce que Alforque siempre ha vivido mirando al Ebro. Hasta hace unos años, era una barca de paso (ahora recuperada) la que servía de acceso principal a la población, evitando así el aislamiento que el lento deambular de los meandros encajados le condenaba. Cuenta con un molino harinero que, junto a un azud y norial, elevaban las aguas del río para regar las fértiles huertas de la población. En sus orillas, podremos encontrar pequeñas balsas conocidas como zafaraches, utilizadas para la pesca y distribución de anguilas, muy abundantes en sus aguas hasta mediados del siglo XX.

 

El legado del pasado
Tenemos que remontarnos hasta la primera Edad del Hierro (siglo VI a.C.) para encontrar el poblamiento más antiguo de Alforque. En época romana, el Ebro cobrará importancia, junto con las calzadas romanas, como vía de comunicación, conservándose parte del estribo de un puente de la Vía Augusta. La ocupación árabe dejó una marcada huella, presente en el nombre de la población, que perdurará durante siglos. Será a finales del medievo cuando se ponga en marcha su complejo sistema de riego, basado en un azud y noria. De su iglesia tardogótica destaca su torre, auténtica atalaya sobre el valle. Como curiosidad, les invitamos a descubrir las inscripciones que aparecen talladas en sus muros.

 

Naturaleza y paisajes
El río Ebro, en su largo peregrinar por las tierras de la Comarca, al llegar a Alforque cambia su fisionomía y comienza a encajonarse entre escarpes verticales, formando un paisaje insólito conocido como meandros encajados. El poco espacio llano es utilizado para huertas, de forma que, los sotos y espacios forestales quedan relegados a las mejanas o islas que, debido a su inaccesibilidad, se convierten en verdaderos paraísos para la fauna. Mientras, la estepa continúa imperturbable su actividad, con una explosión de vida todas las primaveras, en un paisaje dominado por el yeso y el alabastro.



Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Datos comarca
Sede: Pza. Compromiso, 8-9 - 50700 Caspe (Zaragoza)
Fax: 976 633 214