Noticias

Pulsar sobre la imagen para ampliar
UTRILLAS RECUPERARÁ UNA LOCOMOTORA PARA EL CIRCUITO DEL POZO SANTA BÁRBARA

Una nueva locomotora podría unirse en los próximos meses a la Hulla y a la Deutz, los trenes turísticos que recorren periódicamente el pozo de Santa Bárbara de Utrillas. La localidad recuperará en las próximas semanas la MFU 31, una máquina que realizó su último viaje en 1966 remolcando tolvas de carbón entre las minas de Utrillas y los lavaderos de carbón. Desde hace más de 40 años, la locomotora recibía a los transeúntes desde una de las dos entradas del municipio, pues adornaba el paseo de una de las calles principales de la localidad. El pasado mes de diciembre y casi coincidiendo con la festividad de Santa Bárbara, el Ayuntamiento de Utrillas trasladó esta máquina desde su pedestal a las dependencias del pozo, para que los visitantes pudieran observar durante su viaje en la Hulla la majestuosidad de la MFU 31. "Nuestro objetivo es ponerla en funcionamiento y que se añada al atractivo que ya tiene el pozo de Santa Bárbara junto con los museos", comentó Joaquín Moreno, alcalde de Utrillas. En 2014 se solicitó una escuela taller para este fin, solicitud que feu denegada por el Inaem. Hace unos meses volvió a demandarse un taller de empleo con el objetivo de otorgar a los vecinos conocimientos en chapa y pintura, pero la solicitud fue de nuevo rechazada. Pero, el Consistorio continuará explorando esta vía en la próxima convocatoria del Inaem, que previsiblemente se hará pública durante las próximas semanas. "De momento estamos recabando la ayuda de voluntarios y queremos potenciar una colaboración con los alumnos del grado de mantenimiento del IES Lázaro Carreter", añadió Moreno. Aunque se encuentra afectada por la oxidación y por las secuelas de haber estado durante años a la intemperie, la MFU 31 no se encuentra en mal estado y la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías ya ha logrado hacer girar sus ruedas. Tras cincuenta años a la intemperie, sin moverse, la MFU-31 ha vuelto a ver girar sus ruedas. "Fue de las últimas locomotoras de vapor que fue reparada por Minas y Ferrocarriles de Utrillas y está en bastante buen estado, aunque ha sufrido las inclemencias del tiempo y el expolio de algunas de sus piezas", explicó Carlos Abadías, vicepresidente de la AZAFT. La asociación cuenta con una dilatada experiencia en la restauración de este tipo de máquinas, ya que sería al menos la octava de este tipo que consiguen recuperar. Por el momento, los voluntarios han comprobado la parte del rodaje, las bielas y diferentes engarces para comprobar su estado. El próximo paso será desmontar la zona de la cabina para comprobar cómo se encuentra la caldera, ya que está es la parte que más puede hacer variar el coste de la reparación. "Son tecnologías de hace más de 100 años y que, por suerte, con un poco de hierro y mecánica se puede volver a poner en marcha", aseguró Abadías. La MFU 31 es una locomotora de mayores dimensiones que la Hulla, pues cuenta con 30 centímetros más de anchura. También se trata de una máquina mucho más potente, preparada para la combustión de agua, carbón, madera y caña de azúcar. Este tipo de locomotora, de fabricación alemana, estaba ideada para circular por el desierto, motivo por el que cuenta con una cabina llamada tropical, habilitada con un sistema de refrigeración para evitar que el conductor sufriera las inclemencias del tiempo. Noticia de www.lacomarca.net


Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Noticias