Noticias

El grupo del desierto ganó en categoría adulta
Pulsar sobre la imagen para ampliar
La comida popular en el pabellón fue punto de encuentro
Los jóvenes se disfrazaron de fiesta de la espuma
Los pequeños trogloditas, en la fiesta
Octubre empezó con fiesta (Acered)
Los vecinos salieron a la calle para honrar a su patrón San Francisco

Los vecinos de Acered celebraron durante el primer fin de semana de octubre sus fiestas locales en honor a San Francisco. Charangas, orquestas, misas, concursos, hinchables y comidas populares caracterizaron el programa de este año.

El viernes, con el chupinazo que marcó el inicio de las fiestas, los vecinos de Acered recorrieron las calles acompañados por el grupo de gaiteros Os Mochales. Después, se celebró un vino de honor en el pabellón y por la noche, la orquesta Sprint amenizó la velada.

El sábado por la mañana se celebró una misa baturra y, después, los más pequeños pudieron disfrutar de una entretenida mañana de hinchables. A las dos de la tarde tuvo lugar una comida popular en el pabellón. La coral de la Almunia de Doña Godina, un taller de velas y otro de maquillaje y un concurso de guiñote marcaron la tarde del sábado. A las 20.30 horas, durante la primera sesión de baile con la orquesta Dolce Vita, tuvo lugar el concurso de disfraces de la modalidad infantil. Trogloditas, piratas, super héroes, vampiresas y sevillanas llenaron el pabellón.

Por la noche, el grupo de gaiteros Os Mochales recorrió las calles con los distintos grupos de disfraces de los más mayores. Baños de espuma, gente del desierto, pitufos y hasta juegos de la consola hechos realidad llenaron la localidad. Después, un espectáculo de fuegos artificiales iluminó el cielo hasta el comienzo del concurso de disfraces.

El primer premio del concurso de este año, un jamón, fue para la gente del desierto, seguida del grupo disfrazado de baño de espuma, que quedó en segundo lugar. Después del concurso, la orquesta Dolce Vita inició la segunda sesión de baile. En el descanso tuvo lugar el baile del farolillo y la entrega de trofeos a los ganadores del concurso de guiñote.

El domingo, último día de fiestas, comenzó con una diana floreada y se sirvieron unas migas con uva en el pabellón. La charanga de Cimballa amenizó la velada hasta la medianoche, cuando la traca de fin de fiestas puso el broche final a tres días de diversión.



Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Noticias