Noticias

grupo de los senderistas que participaron en la colocación del belén montañero.
Pulsar sobre la imagen para ampliar
MONTALBÁN CUMPLE LA TRADICIÓN DEL BELÉN MONTAÑERO

El nuevo sendero del río Martín, el GR-262, en el tramo que discurre entre Montalbán y Peñasrroyas, fue el trayecto elegido por la Asociación de guías Libana de la localidad, para colocar el belén montañero de este año, actividad ya tradicional en el calendario del Otoño Cultural organizado por el ayuntamiento de la localidad. La cita fue en la plaza Carlos Castel, donde fueron acudiendo puntualmente los senderistas para iniciar la marcha programada, de unos 16 kilómetros, en la fría mañana del domingo, un recorrido circular que discurre en su primera parte por el GR del río Martín. Se dirigieron hacia el paraje de El Baño, que conduce, siguiendo el curso del río Ancho, de nuevo hasta el río Martín. Tras caminar los primeros momentos por la margen derecha del Martín comenzaron la ascensión por el cabezo Viñas y, tras bajar de nuevo hasta el cauce del río, se inició la remontada hasta el cabezo de las Planas, la parte más exigente de este tramo del recorrido. Superados estos dos desniveles, se empezaban a ver las primeras vistas del barrio de Peñasrroyas, enmarcado con su colorido rojo del rodeno. Siguiente parada La siguiente parada sería el viejo Molino del barrio pedáneo, lugar elegido para instalar el belén montañero, a casi siete kilómetros del punto de partida. Un lugar con abundante humedad y en el que el musgo sobre las piedras se convierte en protagonista. Todos colaboraron, aunque fueron Mar, Pablo y Marcos los que llevaron la voz cantante en la disposición de las piezas del nacimiento, bajo la atenta mirada del resto., Arturo, Mari Carmen, Angelita, Ignacio, Pili, Natalia, Toño, Tomasa, Agustín, Maite, Esperanza, Elena, Asunción, Dani, Lorena, Noelia, Elena y María fueron los encargados de los últimos retoques. El grupo de senderistas, muy heterogéneo en su composición, acompañados por Casper, una mascota que siguió a buen ritmos a los andarines, prosiguieron su marcha hacia la subida del barranco de la Canaleta hasta volver, tras ocho kilómetros recorridos, de nuevo al paraje de el Baño. En este tramo, fuera ya del GR262, pudieron disfrutar de un paisaje con variedad de pinos como pino laricio, rodeno o albar, pero también pudieron reconocer el rebollo, la jara y contemplar el romero, que en este paraje se encontraba en flor en pleno mes de diciembre, siendo la geología otro de los puntos fuertes de este trazado. Completando al llegar a Montalbán un total de 16 kilómetros. Todos los participantes pasaron una divertida mañana de domingo. El deseo de todos ellos es que este belén montañero pueda ser visitado por todos los senderistas que en estas vacaciones caminen por estas sendas. Diario de Teruel, 15/12/15


Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Noticias