Noticias

Pulsar sobre la imagen para ampliar
LA BODEGA SAN ISIDRO DE MUNIESA SUPERA EL PEDRISCO Y RECOGE LA UVA CON UNA CALIDAD ALTA

Los socios de la cooperativa San Isidro de Muniesa han superado las tormentas de pedrisco, la última de ellas a comienzos de octubre, y están vendimiando con retraso pero recogiendo una uva entre 13,5 y 14 grados, lo que hará un vino de los denominados con cuerpo. En la presente vendimia se recogerá 63.000 kilogramos de uva.

La técnico de la Bodega San Isidro Sociedad Cooperativa de Muniesa, Eva Gil, comentó que este año la vendimia comenzó tarde, el 23 de octubre, por culpa de la climatología, aunque apuntó que décadas atrás las personas mayores recuerdan que antes se vendimiaba para Todos los Santos.

Eva Gil reseñó, que pese a la climatología y una última tormenta en la que cayó pedrisco el pasado 3 de octubre, se estaba teniendo una cosecha con una alta calidad. "El grado de la uva que se está vendimiando está entre los 13,5 y los 14 grados tanto en blanco como en tinto".

La cooperativa vitivinícola de Muniesa espera vendimiar 63.000 kilogramos de uva muy lejos de las cantidades que se cosechaban décadas atrás con 1.800.000 kilogramos. En este punto, la técnico de la cooperativa de Muniesa dijo que la política de primar el arranque de los viñedos había hecho mucho daño al cultivo del viñedo en la zona. Tanto es así que el pasado año se recogieron únicamente 100.000 kilogramos y este año han sido 63.000 kilogramos por culpa de las tormentas de pedrisco. "Pese a todo se va manteniendo el viñedo, no ha desaparecido y lo que es más alentador es que hay una generación de agricultores de 40 años que aguantan".

La cooperativa de Muniesa, que además del sector vitivinícola cuenta con otros sectores agrícolas, tiene más de 400 socios, si bien la mitad de ellos no tiene actividad y viticultores se contabilizan medio centenar, que mantienen el milenario cultivo.

Se da la circunstancia que Muniesa, que tiene una gran cultura y tradición vitivinícola, cuenta con una variedad de viña autóctona propia, la Drechero, que tiene unos sarmientos muy rectos y hace racimos de uva de tamaño medio y grande. "Este tipo de viñas se planta en Muniesa en las partes de las soladas. Está catalogada por la Diputación General de Aragón, pero la uva que más hay en Muniesa es la garnacha y tempranillo", explicó Eva Gil.

La cooperativa Bodega San Isidro de Muniesa además de recoger la uva de los viticultores la elabora y hace unos caldos que embotella y que también vende a granel.Viña Masera es la marca que comercializa la cooperativa de Muniesa.


Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Enlaces relacionados:

· http://www.vinosdemuniesa.com/

Noticias