cabecera imprimir Imprimir Cerrar
Interior de la iglesia

Cartuja de Ntra. Sra. de La Fuentes

Declarada B.I.C.

La Cartuja de Ntra. Sra. de La Fuentes fue la primera de las cartujas levantadas en el Reino de Aragón. Fundada en el año 1507 por los condes de Sástago, don Blasco de Aragón y doña Beatriz de Luna en una ermita antigua donde habían enterrado a su hijo don Artal.  Según la tradición, en el lugar elegido para edificar la primitiva ermita, hubo una posada del antiguo camino a Zaragoza que se convirtió en ermita para albergar una imagen de la Virgen de las Fuentes, llamada así porque fue hallada junto a uno de los manantiales de los alrededores, la fuente del Milagro.


Ocupada por monjes cartujos, en el año 1563 los monjes abandonaron la Cartuja y se trasladaron a la recién construida Aula Dei de Zaragoza. En el año 1565 el recinto religioso fue de nuevo recuperado y vendido a los carmelitas. Esta orden inició la recuperación en la segunda mitad del siglo XVII, siglo de apogeo y florecimiento de la Cartuja. En el siglo XVIII se levantó el grueso del monasterio, cuya iglesia se bendijo en 1777.

 

Arquitectónicamente, su planta es de trazado regular y su alzado sencillo y sin ornamentos en el exterior, sólo la fachada barroca de ladrillo. La iglesia, de una sola nave, presenta planta de cruz latina cubierta con bóvedas de cañón con lunetos y una cúpula hemisférica en el crucero. Detrás de la cabecera presenta una interesante capilla del sagrario, característica de todas las cartujas españolas. Desde el brazo oeste del crucero se puede acceder a la torre. La sala capitular y lo que queda de las galerías del claustro mantienen la sobriedad del conjunto.

 

Precisamente por esta sencillez llama todavía más la atención el interior de la iglesia, decorada con 2000 m2 de frecos de fray Manuel Bayeu, quien profesó en esta misma cartuja. Se trata de 250 composiciones independientes, todas sobre la vida de la Virgen, las cuatro mujeres del Antiguo Testamento y las cuatro virtudes cardinales. Por ello, y por su intenso sentido escenográfico, suponen una de las más vastas e importantes obras murales del siglo XVII en Aragón.

 

Actualmente, la imagen de la Virgen de las Fuentes se encuentra en la iglesia parroquial de Sariñena, y es sacada todos los 15 de mayo (día de San Isidro) en romería para pedir lluvias para el campo.


Tras la desamortización del S.XIX, la Cartuja pasó a ser propiedad privada y desde 2015, es propiedad de la Diputación Provincial de Huesca, quien se encarga de su restauración.


VISITAS: Sábados, domingos y festivos de 11.00 a 14.00 horas, visita guiada y gratuita. Fuera de horario, es posible concertar visitas con la empresa (Sueña Monegros 678 436 297).